Editorial

La diversión y el gasto

El GastoGrandes victorias y hazañas podemos hacer, sin embargo, viejas costumbres que fueron prácticas por nuestros ancestros se han extinguido y otras están en vía o al borde del precipicio.

 

Bien, no es intensión sermonear, pero si brindar un concejo práctico, medir nuestros gastos y tomar la buena costumbre de un ahorro mínimo del 10% de nuestros ingresos, tener muy en cuenta que si vamos a adquirir una deuda, en cualquier circunstancia, es prudente contar con el 30% máximo, que es lo recomendado para el nivel de endeudamiento, lo mejor sería que nuestro presupuesto familiar consumiera el 50% y el 10% restante no es un sobrante, lo podríamos utilizar para situaciones de emergencia durante el mes, o bien si no lo usamos agregarlo a nuestro ahorro mensual.

 

Hoy es un buen día para iniciar o para retomar esas buenas costumbres que nos ayudarán a tener un mejor control en nuestros ingresos y acciones, claro, si nuestros consumos pueden ser menores al 50% o tener una cuota fija, podremos ahorrar más y tener recursos que podríamos usar en algo diferente, como un viaje extenso, una inversión o compra de bienes raíces, crear una empresa o cualquier otra situación que nos provea o multiplique nuestros ahorros.

 

Veamos la siguiente analogía; cuando aceleramos un vehículo a su máxima capacidad permitida, disminuye nuestra habilidad y tiempo de control para detenerlo en una emergencia. Ahora bien, entre más gastamos nuestros ingresos, menos tenemos para disfrutar de unas buenas vacaciones o adquirir un bien de gran inversión.

 

Algunos podríamos pensar ¡es mi pisto, yo me lo gano y hago lo que quiero! O algo similar, sin embargo, en tiempos de crisis el pensamiento podría ser ¡si hubiera ahorrado cuando ganaba bien! Nuestros recursos económicos es un bien que debemos administrar con sabiduría y consejo si no contamos con experiencia.

 

¡Ahorra y cuando inviertas o gastes, trata de no usar el 100%!


Todos los derechos reservados. Copyright © 2018 - Revista i502 - Guatemala.